Archivo de la etiqueta: huerto

macetero huerto WG

Mantenimiento de nuestro huerto

¿Cómo llevamos nuestro huerto?

Hemos de mimar la huerta de casa, si queremos recoger buenos frutos, es decir, centrar nuestra atención no tan solo en que productos añadir para la mejora del plante, sino que también mirar de dar los mejores cuidados dentro de nuestras posibilidades.

En relación a los productos a utilizar, intentaremos que sean lo más  ecológicos posible o bien reutilizar todas las sobras de casa, (compostaje). Tomaremos precaución a la hora de elegir los productos para nuestra huerta, que no sean tóxicos ni para las plantas ni para nuestros mayores. Con las herramientas haremos lo mismo, elegiremos aquellas que no representen un peligro, tanto por si están muy afiladas ( se podrían cortar con facilidad) como que estén descuidadas, oxidadas, falta de alguna pieza.

En una próxima entrada ya entraremos en detalle de todo lo relacionado con el compostaje, por ahora vamos a centrarnos en cinco cositas básicas en lo que concierne a la tierra, el riego, etc..

1º Mantener la tierra bien blandita, no dejemos que se compacte pues esto derivaría en que la planta no creciese con plenitud, por ello la removeremos de vez en cuando, y así conseguiremos también una buena oxigenación, fundamental para todo ser vivo.

2º Regar lo suficiente, pero con cuidado de no encharcar la tierra, es decir en invierno de 2 a 3 veces a la semana, y en verano a diario pero con cuidado de no regar en las horas de calor, pues quemaríamos la raíz.

3º Enriquecer la tierra con compostaje, a ser posible con los restos orgánico de casa, aprovechando al cien por cien la comida.

4º Dejar algunas malas hierbas, pues muchas de ellas evitan enfermedades a nuestras huerto. En próximas entradas profundizaremos en ello.

5º Y para redondear, hacer todas estas tareas con mucho mimo y con tranquilidad, pues los productos naturales se toman su tiempo (lo notaremos a la hora de consumir nuestras verduras).

Que os pensabais que solo era plantar y ya está, pues no, todo lo bueno cuesta un poquito, ánimos, positividad y feilicidad.

huerta WG

Multiples beneficios de la terapia horticola.

Si hemos aplicado los consejos anteriores sobre la Terapia Hortícola, estos son su beneficios:

  • Al ser una actividad al aire libre tomaremos el sol. (nos pondremos morenos).
  • Obtención de la vitamina D.
  • Mejora el estado anímico.
  • Regula el ritmo de sueño-vigilia.
  • Estimula la vista, el tacto, olfato, y el gusto.
  • Reduce el estrés.
  • Al cultivar uno mismo, nos apetece más el comerlo.
  • Los resultados del cultivo nos aníma a hacer más y dando sentimiento de orgullo.
  • Nos alegra la vista.
  • Fomenta la responsabilidad, nos orienta en los tiempos de estaciones del año.
  • Nos da tema de conversación con los nuestros.
  • Podemos enseñar y compartir estas tareas con toda la familia.

Necesitáis más motivos para poneros manos a la obra si todavía no lo estáis en ello?

Es la mejor opción para unir a toda la familia en un día de trabajo en común, abuelos, padres, y nietos, a delante veréis buenos resultados.

Dicen que es mejor la calidad que la cantidad y una forma de aplicar está teoría es a través de la horticultura terapéutica. Reservarse una jornada completa o tal vez media jornada incluyendo la comida para no sólo estar, también disfrutar con nuestros mayores, es mucho más gratificante para todos, que ir a ratos deprisa y corriendo y por qué no decirlo, con muy pocas ganas de hacerlo.

carretilla con flores WG

Un pequeño huerto o jardín en casa.

 

Hoy desconectaremos e intentaremos, periódicamente, tocar temas relacionados con la naturaleza, ¡Nos vendrá bien a todos!

Os animo a que descubráis los beneficios de la Terapia Hortícola no sólo para nuestros mayores, también cómo nexo de unión con el resto de generaciones de la familia.

Hace años que esta terapia se desarrolla en entornos clínicos, sanitarios o asistenciales. El objetivo es ejercitar habilidades físicas y cognitivas mediante el cultivo en general.

Para ello, analizaremos el grado de movilidad de nuestro mayor, y dependiendo el caso actuaremos de una forma u otra. También adaptaremos la terapia a la vivienda en cuestión. Claro, no es lo mismo la movilidad que puede llegar a tener un mayor en un buen estado físico, a aquel que necesite cualquier tipo de ayuda. Al igual que no es lo mismo vivir en un hogar con un patio trasero que con una pequeña terraza. ¡Siempre se puede encontrar la forma!

A veces simplemente es cuestión de cambiar hábitos, por ejemplo quién de nosotros cocina sentado, quién plancha sentado o hacemos descansos para fregar platos, quitar el polvo, ordenar la ropa?

Intentemos inculcar no querer hacer las tareas de la manera que la hemos hecho hasta el día de hoy. Pues la vida es un continuo cambio y debemos adaptarnos a esos cambios.

Es decir para nuestras tareas hortícolas busquemos maceteros altos, taburetes para sentarnos y estar más cómodos, o mesitas regulables, etc….

La cuestión es que hagamos la faena, podemos hacer servir para alzar los maceteros una silla, un utensilio alto de plástico, una mesa, o si queréis venden mesas para plantar lo que queráis….

Si hemos analizado donde reside nuestro ser querido, ahora toca donde colocar nuestro pequeño huerto, jardín, etc…

Para una casa con jardín y con la persona en buen estado físico, podremos intercalar una zona a ras de tierra y otra con una mesa de cultivo. Esta primera la dedicaremos a plantas decorativas y hortalizas de poco arreglo, es decir que no necesiten de muchos cuidados, como por ejemplo: cebollas tiernas, coles, berenjenas, etc…

La zona de fácil acceso será una mesa de cultivo, que las podemos encontrar a la venta en centros de jardinería o por internet e incluso crear una actividad de bricolaje para construirla vosotros mismos. Aquí nos dedicaremos a plantar unas lechuguitas, escarolas, tomates, pepinos, etc…

Para un piso con terraza nos viene de perlas la mesa de cultivo y los maceteros altos, estrechos y alargados. Escogeremos la zona de la terraza que más sol nos dé durante todo el día, dejando acceso para su manipulación. En pisos sin terraza intentaremos poner nuestra zona hortícola en la habitación más soleada, abriendo las ventanas en horas cálidas para trabajar.

Ánimos, empecemos a cultivar nuestra salud…..